Viernes, 8 de enero de 2016 (18.00 GMT)

por | enero 8, 2016

Rusia y China coincidieron hoy en alertar sobre una posible escalada de la tensión política y militar en la región del noreste de Asia tras el supuesto ensayo de una bomba de hidrógeno por parte de Corea del Norte. El viceministro de Exteriores ruso, Ígor Morgulov, y el representante especial de China para Corea del Norte, Wu Dawei, acusaron a Pyongyang, en una conversación telefónica, de “violar burdamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.